Capítulo 59: Patria E Intereses - Page 3 of 8

- ¡Pero si tú no me has dicho nada! –se atrevió a contestar Capitán Tinong lloroso-; al contrario, me decías que hacía bien en frecuentar la casa y conservar la amistad de Capitán Tiago porque... porque era rico... y me dijiste...

- ¿Qué?, ¿qué te dije?. Yo no te he dicho eso, ¡no te he dicho nada!. ¡Ay, si me hubieses escuchado!.

- ¡Ahora me echas la culpa a mí! –replicó en tono amargo, dando una palmada sobre el brazo del sillón- ¿no me decías que habías hecho bien en invitarle a que comiese con nosotros, porque como era rico?... ¿decías que no debíamos tener amistades más que con los ricos?. ¡Abá!.

- Es verdad que yo te dije eso porque... porque ya no había remedio: tú no hacías más que alabarle; D. Ibarra aquí, D. Ibarra allá, D. Ibarra en todas partes, ¡abá!. Pero yo no te aconsejé ni que le vieras ni que hablaras con él en aquella reunión; esto no me lo puedes negar.

- ¿Sabía yo que iba él allá, por ventura?.

- ¡Pues debías haberlo sabido!.

- ¿Cómo, si ni siquiera le conocía?.

- ¡Pues debías haberlo conocido!.

- Pero, Tinchang, ¡si era la primera vez que lo veía, que oía hablar de él!.

- ¡Pues debías haberle visto antes, oído hablar de él, para eso eres hombre, llevas pantalones y lees El Diario de Manila! [14] –contestó impertérrita la esposa, lanzándole una terrible mirada.

Capitana Tinchang, no contenta con esta victoria, quiso anonadarle, y acercándose con los puños cerrados.

- ¿Para eso he estado trabajando años y años, economizando, para que tú con tu torpeza eches a perder el fruto de mis fatigas? –le increpó-. Ahora vendrán a llevarte desterrado, nos despojarán de nuestros bienes, como a la mujer de... ¡Oh, si yo fuese hombre, si yo fuese hombre!.

Y viendo que su marido bajaba la cabeza, empezó de nuevo a sollozar, pero siempre repitiendo:

- ¡Ay, si yo fuese hombre, si yo fuese hombre!.

- Y si fueses tú hombre –preguntó al fin picado el marido- ¿qué harías?.

- ¿Qué?, pues... pues... ¡pues hoy mismo me presentaba al Capitán General, para ofrecerme a pelear contra los alzados, ahora mismo!.

[14] El diario más antiguo de Manila. Salió a publicación en 1848 hasta 1852 y después de más de cien años se volvió a empezar a publicar en 1960.

Learn this Filipino word:

nagpápasán ng krus