Capítulo 14: Una Casa De Estudiantes - Page 3 of 9

—Pero, p—! decía; eso es tener mala opinion de S. E.! Yasé que es muy frailuno, pero en cuestion semejante no sedeja influir de los frailes! Me querrá usted decir, Pecson, enqué se funda para creer que el General no tiene propio criterio?

—No digo eso, Sandoval, contestaba Pecson sonriendo hastaenseñar su muela de juicio; el General para mí tiene propiocriterio, esto es, el criterio de todos los que están al alcance desu mano... ¡Eso está claro!

—¡Dale bola! Pero cíteme usted un hecho, cíteme unhecho! gritaba Sandoval; seamos enemigos de las discusioneshuecas, de las frases vacias y vayamos al terreno de los hechos,añadía gesticulando elegantemente. Hechos, señores, hechos, lodemás es preocupacion que no quiero llamar filibustera.

Pecson se rie como un bendito y le interrumpe.

—Ya está el filibusterismo! Pero es que no se puede discutirsin acudir á acusaciones?

Sandoval protesta, y pide hechos componiendo un pequeñodiscurso.

—Pues hace poco hubo aquí un pleito entre unos particu-lares y ciertos frailes, y el General interino lo falló, haciendoque lo sentenciase el Provincial de la orden litigante, contestóPecson.

Y se echó otra vez á reir como si se tratase de una cosainocente. Citaba nombres, fechas y prometía traer documentosque prueban la manera como se administró justicia.

—Pero ¿en qué podrá fundarse, dígame usted, en quépodrán fundarse para no permitir lo que salta á los ojos comoaltamente útil y necesario? preguntó Sandoval.

Pecson se encogió de hombros.

—En que peligra la integridad de la patria,.. repuso en eltono de un curial que lee un alegato.

—¡Esa sí que es gorda! Qué tiene que ver la integridad dela patria con las leyes de la sintaxis?

—Doctores tiene la Santa Madre Iglesia .. ¿Qué sé yo?acaso se tema que comprendamos las leyes y las podamosobedecer... Qué será de Filipinas el día en que nos compren-damos los unos á los otros?

Learn this Filipino word:

parang kinalahig ng manók