Capítulo 12: Placido Penitente - Page 2 of 7

—Pues, divinamente ! Figúrate que el cura de Tiani meinvita á pasar las vacaciones en su pueblo, me voy... chico! Le conoces al P. Camorra? Pues es un cura liberal, muy campe-chano, franco, muy franco, de esos por el estilo del P. Paco...Y como había chicas muy guapas, dábamos cada jarana, él consu guitarra y sus peteneras y yo con mi violin... Te digo,chico, que nos divertimos en grande; no hay casa que no haya-mos subido !

Y murmuró al oido de Plácido algunas palabras echándoseá reir despues. Y como Plácido manifestára cierta estrañeza,añadió :

—Te lo puedo jurar! No tienen más remedio, porque conun espediente gubernativo se deshace del padre, maridohermano y santas pascuas ! Sin embargo nos hemos encontradocon una tonta, novia creo yo de Basilio, sabes? Mira que tontoes ese Basilio! Tener una novia que no sabe una palabra deespañol, ni tiene dinero y que ha sido criada! Arisca como ellasola pero bonita : el P. Camorra la emprendió una noche debastonazos con dos bagontaos que la daban serenata y yo nosé como no los mató. Pero con todo, sigue tan arisca comosiempre ! Pero tendrá que pasar por ello como todas, comotodas!

Juanito Pelaez se reía con la boca llena como si aquello lesupiese á gloria. Plácido le miró con disgusto.

—Oye y ¿qué explicó ayer el catedrático? preguntó cam-biando de conversacion.

—Ayer no hubo clase.

—Ojó! Y antes de ayer?

—¡Hombre, jueves!

—Es verdad ¡qué bruto soy! Sabed, Plácido, que me voyvolviendo bruto? Y ¿el miércoles?

—¿El miércoles? Aguarda... el miércoles lloviznó.

— Magnífico I y el mártes, chico?

—El Martes era la fiesta del Catedrático y fuimos á feste-jarle con una orquesta, un ramillete de flores y algunos regalos...

—¡Ah, carambas! exclamó Juanito, que lo he olvidado ¡québruto soy ! Oye, y preguntó por mí ?

Penitente se encogió de hombros.

—No lo sé, pero le entregaron la lista de los festejantes.¡

Carambas!.. oye, y el lunes ¿qué hubo?

Learn this Filipino word:

úsapang máginoó