Capítulo 25: Llantos - Page 5 of 6

— señalando con sus palitos áSandoval en lucha con una recalcitrante ala de gallina.— Y ¡orientales! replicó el aludido trazando un círculo conla cuchara para comprender á todos los comensales.

—¡No valen interrupciones!

— Pido la palabra!

—Pido patís! añadió Isagani.

— Que venga el lumpid!

Todos pidieron el lumpid y Tadeo se sentó muy contento dehaber salido del paso.

El plato consagrado al P. Irene no pareció famoso y Sandovallo manifestó así cruelmente :

—¡Brillante de grasa por fuera. y puerco por dentro! Quevenga el tercer plato, la torta de frailes!

La torta no estaba hecha todavía; se oía el chirrido de lamanteca en la sarten. El intermedio lo aprovecharon parabeber y pidieron que Pecson hablase.

Pecson se persignó seriamente, se levantó conteniendo áduras penas su risa de bobo, é imitando á cierto predicadoragustino famoso entonces, principió á murmurar como si reci-tase la tésis de un sermon.

•Si tripa plena laudat Deum, tripa famelica laudabit fratres; sitripa llena alaba á Dios, tripa hambrienta alabará á los frailes.Palabras que dijo el señor Custodio por boca de Ben Zayb,periódico El Grito de la Integridad, artículo segundo, tonteríaciento cincuenta y siete. »

«Queridos hermanos en Jesucristo!

•El mal sopla su impuro aliento sobre las verdes costas dela Frailandia, vulgo Archipiélago filipino! No brilla un díasin que resuene un ataque, sin que se escuche un sarcasmocontra las reverendas, venerandas y predicandas corpora-ciones, indefensas y faltas de todo apoyo. Permitidme, her-manos, que un momento me haga caballero andante para saliren defensa del desvalido, de las santas corporaciones que noseducaron, confirmando una vez más la idea complementaria deladagio, tripa llena alaba á Dios, cual es, tripa hambrientaalabará á los frailes. »

—Bravo, bravo!

Learn this Filipino word:

magalíng ang kamáy