Capítulo 27: El Fraile Y El Filipino - Page 5 of 8

— Oh, no, yo no he querido decir eso! Lo que he queridodecir es que hay creencias, hay teorías y leyes que, dictadas conla mejor intencion, producen las más deplorables consecuen-cias. Me explicaré mejor citándole un ejemplo. Para conjurarun pequeño mal, se dictan numerosas leyes que causan mayoresmales todavía: corruptissinta in republica pluritna kges, dijoTácito. Para evitar un caso de fraude, se dictan un millon ymedio de disposiciones preventivas é insultantes, que producenel efecto inmediato de despertar en el público las ganas dede eludir y burlar tales prevenciones: para hacer criminal áun pueblo no hay más que dudar de su virtud. Díctese una ley,no ya aquí, sino en España y verá usted como se estudia elmedio de trampearla, y es que los legisladores han olvidado elhecho de que cuanto más se esconde un objeto más se le deseaver. ¿Por qué la picardía y la listura se consideran grandescualidades en el pueblo español cuando no hay otro como éltan- noble, tan altivo y tan hildago? Porque nuestros legisla-dores, con la mejor intencion, han dudado de su nobleza, heridosu altivez y desafiado su hidalguía! Quiere usted abrir, enEspaña un camino en medio de rocas? Pues ponga allí uncartel imperioso prohibiendo el paso, y el pueblo, protestandocontra la imposicion, dejará la carretera para trepar el peñasco.El día que en España un legislador prohiba la virtud é im-ponga el vicio, al siguiente todos serán virtuosos!

El dominico hizo una pausa, y despues 'continuó:

— Pero, usted dirá que nos apartamos de la cuestion; vuelvoá ella... Lo que puedo decir para convencerle, es que losvicios de que ustedes adolecen, no se nos deben achacar niá nosotros ni al gobierno; están en la imperfecta organizacion

de nuestra sociedad, qui tosultutn probar, nihil probat, que se

pierde por exceso de precaucion, falta en lo necesario y sobraen lo superfluo.

— Si usted confiesa esos defectos en su sociedad, repusoIsagani, ¿por qué entonces meterse á arreglar sociedades age-nas en vez de ocuparse antes de sí misma?

— Vamos alejándonos de nuestra cuestion, joven; la teoríade los hechos consumados debe aceptarse...

—Sea! la acepto porque es un hecho y sigo preguntando :¿por qué, si su organizacion social es defectuosa, no la cambianal menos escuchan la voz de los que salen perjudicados?

— Todavía estamos lejos : hablábamos de lo que quierenlos estudiantes de los frailes...

—Desde el instante en que los frailes se esconden detrás delgobierno, los estudiantes tienen que dirigirse á éste.

La observacion era justa; por allí no había escapatoria.

Learn this Filipino word:

magbukás ng dibdíb